5 consejos para preparar una ponencia perfecta

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

¿Necesitas consejos para preparar una ponencia perfecta? ¿Dominas el tema pero hablar en público no es lo tuyo? ¿O quizá el problema está en que no sabes cómo amenizar tu discurso? Todos somos potencialmente válidos para hablar de aquello que conocemos, sobre todo si el tema nos gusta. Tan sólo debemos relajarnos, respirar hondo y preparar bien nuestra ponencia. Y después, seguir unas pequeñas recomendaciones que seguro ayudarán a que tanto tú como la audiencia salgáis de la sala con una sonrisa de agradecimiento. Desde MHeventos, empresa especializada en la celebración de todo tipo de eventos corporativos, te damos algunos sencillos consejos para que pierdas el miedo escénico y que conviertas esa “glosofobia” en toda una verdadera ponencia magistral. Comenzamos.

1. Deja poco espacio a la improvisación

El primer consejo para preparar una ponencia perfecta es, indudablemente, dominar el tema. Pero no sólo eso, sino también, organizar y preparar con antelación los puntos a tratar. Es decir, cuanto menos dejemos a la improvisación, menos riesgo tendremos de fracasar como ponentes. Porque, como decimos, no basta únicamente con conocer a la perfección el sujeto del que vamos a hablar, no. También debemos saber comunicarlo adecuadamente. Para ello, realiza un esquema con todos los puntos y subapartados que has de tocar. Y a partir de ahí, desarrolla cada subtema brevemente, conteniendo las ideas principales. Después, organiza el material de apoyo y no te olvides de anotar en qué apartado se ha de exponer. El esquema que realices debe permitirte situarte claramente en el punto en el que estés de un solo vistazo. Recuerda: el discurso debe ser claro, conciso y bien estructurado.

consejos para preparar una ponencia

2. Conecta con tu audiencia y focaliza en sus necesidades

Otro de los consejos para preparar la ponencia ideal es conocer bien a la audiencia que tendremos. Estaremos de acuerdo en que no será lo mismo preparar un discurso para un público especializado que para un grupo de personas que sean aficionados al tema. Esto por poner un ejemplo, aunque hay muchos más aspectos a tener en cuenta a la hora de conocer a nuestro público. Como los criterios de edad, entre otros, o si nuestra audiencia se está formando o ya está trabajando en algún aspecto relacionado con el tema. O si la ponencia es más teórica o más práctica. Incluso si el asunto trata la presentación de un proyecto de trabajo, o por el contrario versa sobre alguna cuestión acerca de un determinado producto. En resumen, trata de conocer bien a tu audiencia, identificar sus necesidades y seguidamente enfocar tu discurso hacia ellas.

3. Utiliza un lenguaje sencillo y dentro de un guión bien estructurado

El lenguaje utilizado es esencial a la hora de realizar una buena ponencia. Incluso aunque los asistentes sean especialistas en el tema tratado, un exceso de tecnicismos o un uso inadecuado de anglicismos, por ejemplo, puede convertir la disertación en un discurso soporífero. Así, uno de nuestros consejos para preparar una ponencia perfecta es cuidar el lenguaje y seguir el guión preparado. Frases cortas, vocabulario adecuado, tecnicismos en su justa medida y material de apoyo para ilustrar nuestro discurso. 

consejos para preparar una ponencia perfecta

4. Cuida el tono de tu voz y mantén el contacto visual

De esta manera reducirás el riesgo de aburrir a la audiencia. El contacto visual y el lenguaje corporal tienen, al parecer, muchas ventajas a la hora de conectar con nuestros interlocutores. De hecho, un contacto visual adecuado es una de las claves para conectar con la audiencia y mantener su atención. Asimismo, la voz es una herramienta fundamental para entretener o dormir a nuestros oyentes. Un tono de voz monótono o excesivamente bajo puede hacernos perder el interés en escasos segundos. Además de nuestros ojos, nuestros oídos también han de prestar atención y para ello la voz ha de engancharnos. Por lo tanto, cuida tu voz, procura darle el volumen adecuado y el tono apropiado y transmite tu pasión en cada enunciado.

5. Controla los tiempos

Si la ponencia se tiene que quedar inacabada, o si para terminar tienes que pisar el acelerador a fondo los últimos diez minutos, mal asunto. La idea es que los tiempos estén perfectamente calculados. Siempre con un pequeño margen de error, claro está. Para ello, sería muy bueno poder ensayar la ponencia completa con antelación y medir así posibles errores de tiempo o de cualquier otro tipo. Con esto no queremos decir que haya que memorizar el guión. Por supuesto que no. Tan sólo tener un control de nuestro discurso y de la presentación que lo acompaña. A propósito de presentaciones, es interesante la regla de los 10/20/30 de Guy Kawasaky. Una visión bastante acertada de hasta dónde podemos llegar para no perder a nuestra audiencia.

Desde MHeventos esperamos que estos consejos para preparar una ponencia de manera de eficaz te hayan resultado interesantes. Con dedicación, esfuerzo y pasión todo es posible.

Eventos Corporativos en la Naturaleza

Un lugar perfecto para encontrar la mejor versión de tu equipo de trabajo